miércoles, 30 de abril de 2014

LA NARANJA MECÁNICA (A Clockwork Orange) [Actualizada]


DIRECCIÓN/PRODUCCIÓN/GUIÓN: Stanley Kubrick
AÑO: 1971
FOTOGRAFÍA: John Alcott 

B.S.O: Wendy/Walter Carlos
INTÉRPRETES: Malcolm McDowell (Alex), Warren Clarke (Dim), James Marcus (Georgie), Michael Tarn (Pete), Patrick Magee (Sr. Alexander), Adrienne Corri (Sra. Alexander), Michael Bates (jefe de guardias), Godfrey Quigley (capellán de la prisión).



Lecciones de nadsat y bonita ultraviolencia para matarnos de risa... ¡videen bien, hermanitos, videen bien!


INTRODUCCIÓN: 
Adaptación de la soberbia y magistral novela homónima escrita por Anthony Burgess en 1962 e inspirada en su edición estadounidense, que carecía del último capítulo (en el cual se relata la regeneración del protagonista), esta polémica y controvertida obra del cine de culto ambientada en un futuro distópico e indeterminado, se mueve entre la deshumanización de una sociedad enferma de muerte abocada al apocalipsis y los métodos de represión (más crueles incluso que los actos salvajes cometidos) adoptados por parte de un sistema totalitarista a quien no concierne que un individuo se aleje de la norma impuesta.


A pesar de que los soldaditos de lo moral intenten devaluar tan magna obra poniéndola como ejemplo de apología de la violencia, contiene lecturas mucho más profundas que demuestran una complejidad y ambigüedad morales mediante las cuales trasluce la cara oculta del ser humano y sus tendencias innatas más primarias. No por casualidad, nos encontramos con dos rasgos frecuentemente relacionados como son violencia y juventud,  representantes de esa libertad primigenia del ser humano que lo distingue de las bestias; el libre albedrío a modo de exaltación del pecado, tal como subyace en el diálogo con el capellán de la prisión:

-“El libre albedrío, este joven no tiene de hecho opción alguna... deja de ser un criminal, pero también deja de ser una criatura capaz de opción moral”.
-Padre eso son sutilezas, los motivos éticos no nos atañen, nuestra meta es suprimir la criminalidad y aliviar la tremenda congestión que hay en nuestras cárceles. Nuestro joven será un buen cristiano, dispuesto a poner la otra mejilla, a ser crucificado antes que a crucificar”. 



Y para culminar, no podemos obviar los efectos que produce la música de Beethoven en el protagonista principal de la historia y la perfecta simbiosis con las imágenes, fundiéndose con ellas del mismo modo en que un compositor crea la más hermosa de las melodías y elevándola a una dimensión de poderosa energía.

¡Pasen y vean esta representación del arte más bizarro y surrealista, una de las obras más excéntricas jamás filmada que nos transporta a un mundo onírico de pesadilla y va envolviéndonos en un halo de fantasía perversa casi sin percatarnos, para acabar despertando y removiendo más de una conciencia!



SINOPSIS:
El diabólico Alex, es la viva representación del antihéroe: amante de la ultra - violencia, de todo tipo de excesos y ¡oh, cielos! de la música de Beethoven (sí, Beethoven). Lidera su banda de drugos hasta que estos le traicionan, siendo así encarcelado y posteriormente sometido al tratamiento experimental Ludovico con el fin de condicionarle al rechazo de cualquier forma de violencia y convertirlo en una especie de ente mecanizado. Abandonado a su suerte en un entorno que acabará pasándole factura por los excesos cometidos en el pasado, Alex no es sino otra víctima de la sociedad, un verdugo guillotinado a posteriori cuyo desenlace nos muestra a un personaje ética y moralmente reprobable, a la par que auténtico y consecuente.

¿Quién no es capaz de caer rendido por una de las mentes más perversas de la historia del celuloide?



ANÉCDOTAS Y CURIOSIDADES (¡Ojo, spoilers!):
Tras 2001, Odisea en el espacio (1968) y el fracaso de Waterloo (1970), Kubrick tenía previsto rodar una película sobre Napoleón. Sin embargo, decidió darle vida a la obra de Burgess, aunque después del estreno del film en Inglaterra, el director y su familia recibieron varias amenazas de muerte, sucediéndose además una serie de crímenes supuestamente influenciados por la película, por lo que éste optó por retirarla de todas las salas de cine y no se volvió a videar hasta después de su muerte, en 1999.



Respecto a las fechorías que Alex y sus drugos llevan a cabo en casa del Sr. Alexander -mientras éste se encontraba escribiendo una obra titulada La Naranja Mécanica-, decir que se inspiraron en el lamentable suceso acontecido en 1944 a la esposa de Burgess, víctima de robo y violación cuando estaba embarazada.



Curiosamente, en 1968, Burgess se negaría a que Mick Jagger y los Stones interpretasen a Alex y sus drugos.

La jerga que habla Alex y compañía, conocida como Nadsat, fue inventada por el propio Burgess, que mezclaría términos coloquiales rusos y británicos con el fin de dar a la obra un aspecto atemporal.

Kubrick aparece haciendo un cameo en la tienda de discos mientras lee una revista. Poco después, se puede apreciar en el mostrador la portada de 2001, Odisea en el espacio. Asimismo, Roman Polanski también sale en el film, pero en este caso siendo apaleado en la escena en la cual ponen a Alex a visionar películas por vez primera.



Debido a los pormenores surgidos durante el rodaje, Malcolm McDowell no pudo volver a utilizar colirio para los ojos, ya que durante la secuencia en la cual es sometido al tratamiento Ludovico, sufrió una lesión que lo dejó ciego durante días (pese a que el doctor que aparece en la escena aplicándole el colirio, era un doctor real).



Cuando Alex y sus drugos entran en el Korova Milkbar (el mismo bar que aparece en Trainspotting), se ve un lienzo de una mujer desnuda que aparecía también en una secuencia de El Resplandor (1980).


En el filme aparecen evidentes y abundantes símbolos fálicos, como la serpiente sobre una rama en forma de árbol mientras repta entre las piernas del cuadro de una mujer desnuda (representación de Eva en el paraíso antes de cometer el pecado original -y seguido de otro plano donde se muestran las heridas de Jesucristo crucificado, portada a su vez de El Anticristo, de Nietzsche-), además de la estatua con la cual Alex mata a su víctima o los helados de las chicas de la tienda de discos, por poner algunos ejemplos.


El suicidio de Alex se consiguió tirando la cámara (construida dentro de una caja plástica) desde un tejado. Al sexto intento, ésta cayó por delante como se pretendía.

  
Tras la conversación con el capellán de la prisión sobre el tratamiento Ludovico, vemos a los prisioneros marchando en círculo alrededor del patio de ejercicios, recreación de la pintura de Van Gogh Ejercicio de los presos (después de Doré), de 1890.

  
El guardaespaldas del Sr. Alexander, interpretado por David Prowse, se convertiría a partir de 1977 en el mítico Darth Vader de la saga Star Wars.

MORALEJA:  

”Quizás el hombre que elige el mal, es en cierto modo mejor que aquel a quien se le impone el bien”. (Capellán de la prisión).

-THE END- 







* A Clockwork Orange in 30"

4 comentarios:

  1. Tu pene favorito,:)26 de abril de 2011, 0:24

    Magnifica pelicula.

    ResponderEliminar
  2. tu pelicula es una serie infantil alado de lo que es el mundo real sobre todo en paises como el mio paraguay maldita hija de la revolucion vives un un mundo de luchas y guerras pero duermes en cama somier aire acondicionado y casa de lujo con alarmas perros guardias vitaminas pijas musica vino autos que no compraste y te haces llamar revolucionaria '? derechista? gobierno totalista? que gracia me das :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jeje, que pendejo, la violencia y lo que se muestra en la peli, no es lo principal, es sobre control social, condicionamiento humano, hipnopedia, y represion, imbécil.. sobre como elegimos esa promesa de tranquilidad y estabilidad por sobre nuestra libertad.. idiota.. <3 <3 <3 Kubrick..

      Eliminar
  3. esta bn w0o0o.. jajaj<...
    nos lleva al mundo imaginativo que esxiste en nuestra cabeza y ke adquiere vida y se mueve por si mismo..

    ResponderEliminar