sábado, 20 de octubre de 2012

In memoriam Maese Cebrián (JUAN ANTONIO CEBRIÁN ZÚÑIGA. 30/11/1965 - 20/10/2007)

Retrato realizado por la pintora Antonia Contra Herrador

Cuando veas una estrella fugaz,
guárdala en tu corazón,
es el alma de Cebri que consiguió
dar a los suyos su Amor.
Cuando oigas a su pequeño
Alejandro preguntar
porqué el sol viene y se va,
dile que es porque en esta vida
no hay luz sin oscuridad.


 Porque gracias a ti,
aprendimos que no tan sólo
se ve con los ojos,
sino que también es posible
ver con el
corazón y la imaginación,
comprendiendo que no todo
es blanco o negro,
sino gris, dependiendo del matiz,
mientras sentíamos que
el Viento de La Rosa,
había sido hecho para nosotros.

 
Porque cuando llegaba la hora de La Rosa,
la luna era capaz de calentar, y tu voz,
nuestras noches acunar.


Y aunque viésemos a un manantial llorar,
al ver tu alma irse en paz,
y al mar escupir un lamento,
un dolor de tan adentro,
nuestra Rosa no murió.


Así pues, seguiremos escuchando tu voz,
y si aún nos queda Amor,
impediremos que La Rosa muera.
 

Ahora y siempre,
tal como tú mismo dijiste
en cierta ocasión:
Nuestro líder será el sol,
y nuestro ejército mariposas,
por bandera otro anochecer,
y por conquista...
por conquista comprender
que hay que cambiar las espadas
por una rosa, La Rosa de los Vientos.

¡¡¡FUERZA Y HONOR, querido Maese, gran Amenophis IV, nuestro añorado Tusitala!!!

*Composición realizada a partir de fragmentos de canciones de Mägo de Oz y adaptada por mí misma para la ocasión.



12 comentarios:

  1. Maravillosa entrada, mejor homenaje imposible.
    Fuerza y Honor!

    ResponderEliminar
  2. Excelente Lilith

    Jrcrosaventero

    ResponderEliminar
  3. Precioso con tu permiso lo comparto en mi muro.
    Gracias. FUERZA Y HONOR

    ResponderEliminar
  4. Un buen homenage para una persona imposible de olvidar. Todos te recordamos J.A Cebrian.

    ResponderEliminar
  5. Bonito homenage para una persona imposible de olvidar. Todos te hechamos de menos J.ACebrian.

    ResponderEliminar
  6. Muchas noches vuelvo a escuchar sus programas y es cómo si nunca se hubiera ido, de hecho no nos ha dejado del todo, creo que es el sentir de todos los rosaventeros, persona irrepetible; conmovedor homenaje, difícil encontrar tanta devoción hacia una persona, como la que se tiene al maestro Cebrián.

    Fuerza y Honor

    ResponderEliminar
  7. Muy emotivo, el Cebri se merece todos los homenajes posibles. Furza y Honor.

    ResponderEliminar